Antiguo Colegio Josefino
Texto: Luis Gómez Bello

Escribir sobre el Colegio Josefino es recordar con respeto y admiración a los religiosos, la Congregación de Hermanas Josefinas y a mujeres comprometidas con la sociedad veracruzana, cuya centenaria tradición dedicada a la educación nos remite, asimismo, a los actos de heroísmo realizados por la benemérita Madre Luz Nava Rodríguez.

Un ángel de la batalla motivada por la compasión y un espíritu filantrópico, así podríamos definir a esta reconocida religiosa quien se mantuvo incólume en medio del fragor de la metralla durante la invasión estadounidense de 1914. Tanto la Madre Luz Nava, en su calidad de directora del Colegio Josefino, como sus hermanas religiosas recorrían las céntricas calles de Veracruz recogiendo heridos sin importar su nacionalidad (mexicanos o estadounidenses) en quienes ejercía su generosa labor: atender y curar heridas sólo por tratarse de seres humanos en desgracia. Lejos de morir del miedo, optaron por vivir con esperanza y así vencieron el temor, trabajando como si fueran expertas enfermeras y demostrando la valía por la cual fueron escogidas por el fundador de su congregación, el Padre José María Vilaseca. De esta manera, enaltecieron esa labor misionera al dar asistencia a los heridos que convalecían en las instalaciones del colegio, habilitado como hospital de moribundos.

Pero comentemos el inicio de esta institución. En 1890 cuando el celo apostólico del cura de la parroquia de la Asunción, don Ignacio Rosete, se puso de manifiesto, queriendo que las niñas y jóvenes veracruzanas recibieran una educación sólida, encontró apoyo para su obra en dos distinguidas damas: doña Tomasa Velasco de Mosquera y doña Guillermina Castilla de Pérez, personas de nobles familias, de bellas cualidades y moralidad muy cristiana. Ellos tres se dirigieron al Padre José María Vilaseca para solicitar la presencia de las religiosas a fin de llevar a cabo la fundación del colegio. Así nacía la institución bajo el imperativo de una época que demandaba la preparación de la niñez femenina.

La Madre Luz Nava arribó al puerto de Veracruz en agosto de 1902, luego de que el Padre Vilaseca la enviara al Colegio Josefino de esta ciudad, el cual atravesaba por una crítica situación económica sin avizorar su pronta recuperación; fue así como las Josefinas emprendieron el gran reto de sacar adelante el colegio, que contaba con sólo diez niñas como alumnas y dos profesoras. Para actuar, ella siempre recordaba las palabras del Padre Vilaseca: si habéis aprendido a trabajar como una persona, ahora trabajad como dos y después como tres, hasta que por medio del asiduo y continuo trabajo, lleguéis a ser columnas del instituto. Con el paso del tiempo, y como resultado de su fecundo trabajo, la Madre hizo progresar al colegio y además fundó el Asilo Veracruzano con el cual se pudo dar protección a la niñez desvalida y apoyar a madres trabajadoras; para sostenerlo, las monjas tejían, cosían, vendían alimentos y recolectaban fondos a través de obras de teatro que montaban con alumnas en la planta baja de la escuela.

La primera ubicación del Colegio Josefino fue junto al Hotel Imperial (Landero y Coss esq. Montesinos), de ahí se trasladó a la Avenida Principal (hoy Independencia), después a la avenida 5 de Mayo y, más tarde, cuando la institución ya estaba en su apogeo, a la calle de Nava No. 16 (hoy Emparan). Después, la misma bienhechora doña Guillermina Castilla de Pérez es quien logra conseguir la casa de Emparan No. 31.

A grandes rasgos éstos fueron los inicios del Colegio Josefino, conocido en la actualidad como Colegio La Paz de Veracruz, A.C., nombre que desde 1913 la Madre Josefina Palacios, fiel colaboradora de la Madre Luz Nava, escogió debido a que por fin habían cesado las persecuciones y, después de tantos años, el colegio entraba en una etapa de paz. Por último, cabe mencionar que en sus aulas se han formado hombres y mujeres quienes con orgullo recuerdan a su alma mater, una institución educativa con el sello inmaculado que le imprimieron sus fundadoras, las Hermanas Josefinas.



Ventas y Publicidad
Telfonos: (229) 989.39.30 | 989.39.39 | 931.05.50
E-mail: editorial@gbmagazine.com
Copyright 2002 - 2018 Grupo FM Editorial S.A. de C.V | Gutirrez Zamora No. 364
Colonia Centro, CP 91700. Veracruz, Ver. Mxico.
Aviso legal  |  Directorio  |  Contacto
Siguenos en twitter Siguenos en facebook Siguenos en instagram Síguenos  
visitas hoy : 27436
visitas totales : 571868