En su recuerdo: Don José Naim Lajud Kuri
Texto: Luis Gómez Bello

En esta ocasión rendimos póstumo homenaje a un veracruzano cuyos orígenes se remontan al lejano Líbano; un personaje cuyo principal adorno era una calidad humana a toda prueba; un hombre con una mística de trabajo que lo encumbra como un legado para las presentes y futuras generaciones de veracruzanos quienes visualizan en él a un ser humano ejemplar: don José Naim Lajud Kuri.

Por supuesto que lamentamos profundamente su deceso, ya que tuvimos la oportunidad de conocer sus vivencias, las cuales se guardan en el baúl de los recuerdos con gratitud por haber contribuido al desarrollo personal, pues, con su atesorado ejemplo, pudimos lograr un crecimiento a través de una mejora continua.

En la ciudad de Veracruz se percibe la huella bienhechora de don José Naim Lajud Kuri, ya que fue alumno fundador del Colegio Cristóbal Colón así como de la organización los Caballeros de Colón. Desde muy joven se dedicó al comercio en las inmediaciones del Mercado Hidalgo y, luego de concluir su educación secundaria, ayudó a su padre, quien lo encaminó en las lides del comercio, actividad que realizó toda su vida.

Por su origen libanés fue promotor de esta cultura, convirtiéndose en socio fundador del Club Libanés y promotor, a nivel nacional, de la Iglesia Maronita. De la misma forma, fue impulsor del culto a Nuestra Señora del Líbano al edificar, dentro de la Catedral de Veracruz, el nicho donde se le venera. En la década de los 80, don José Naim Lajud organizó una convención maronita a nivel nacional, a la que convocó a sus paisanos libaneses de todo el país e incluso del mundo. En ese mismo afán fue promotor de sus orígenes –de los cuales siempre se mostró orgulloso–, así como de la Plaza del Inmigrante Libanés en la zona de la bahía de Veracruz, sobre el bulevar M. Ávila Camacho.

A lo largo de su prolífica existencia visitó Líbano en muchas ocasiones, y sus actividades en favor de su cultura fueron reconocidas por la embajada de Líbano en México, llegando a ser, incluso, presidente del Club Libanés en Veracruz y miembro vitalicio del consejo consultivo de dicha asociación. Tuvo la suerte de conocer a su esposa, la señora Rosita Serur Serur (quien le sobrevive) con quien contrajo nupcias el 17 de febrero de 1963. De esta unión llegaron sus hijos: Naim, Miguel, Arturo, Rossy y Laura, quienes le dieron la fortuna de poder abrazar y amar a doce nietos que adoraba y cuidaba con devoción.

Narrar la vida de don José Naim Lajud es coincidir y describir la existencia de un hombre bohemio, amante de la música del célebre Flaco de Oro, Agustín Lara, lo que lo llevó a crear la Asociación Civil Amigos del Museo Casa Agustín Lara, de la cual fue presidente y, junto con el IVEC, promotor incansable de dicha casa museo. Cabe hacer mención que logró conseguir muchas piezas personales del cantautor, que se atesoran y se pueden admirar en dicho lugar, objetos que él obtuvo entre las esposas del músico poeta.

Incansable como era, también en los años 80 participó como miembro activo del Carnaval de Veracruz para, después, a finales de los 90, fungir como presidente del Patronato de la Cruz Roja local. Cuando sus hijos alcanzaron la edad para trabajar se sumaron al negocio, la célebre tienda La Veracruzana de Telas, en la cual, con esa mística de trabajo compartida, llegaron a poseer 15 sucursales distribuidas en los estados de Veracruz, Oaxaca y Tabasco, cadena de tiendas que vendieron al grupo Parisina, el cual mantiene dichos establecimientos.

Muy aficionado a la pesca deportiva y a sus nietos, a quienes acompañaba a practicar sus deportes preferidos, don José Naim Lajud educó a sus herederos inculcándoles la unidad familiar, de tal manera que incluso promovió, entre los familiares de su esposa, la Convención Serur, que logra reunir a un centenar de seres queridos esparcidos por el país.

Sin duda el señor Lajud Kuri fue y sigue siendo un ejemplo para jóvenes y adultos, ya que retomó con gran entusiasmo sus estudios de Remodelación de Monumentos Históricos en el periodo 98-99 en el Colón. Fue miembro, además, del Consejo Consultivo de la Ciudad de Veracruz. Aunado a esto, la señora Sonia Sánchez de Chirinos convocó a formar el Consejo Consultivo Cultural del Estado de Veracruz, del cual don José Naim Lajud fue parte importante de esta agrupación en la que, desde el primer momento, mostró su valía como gran promotor de la cultura veracruzana.

Irremediablemente tuvimos que lamentar su deceso el 11 de junio de 2014; sin embargo, nos dejó un legado insuperable de calidad y calidez humana. Descanse en paz.



Ventas y Publicidad
Telfonos: (229) 989.39.30 | 989.39.39 | 931.05.50
E-mail: editorial@gbmagazine.com
Copyright 2002 - 2018 Grupo FM Editorial S.A. de C.V | Gutirrez Zamora No. 364
Colonia Centro, CP 91700. Veracruz, Ver. Mxico.
Aviso legal  |  Directorio  |  Contacto
Siguenos en twitter Siguenos en facebook Siguenos en instagram Síguenos  
visitas hoy : 86239
visitas totales : 861339